POR TI.

Nos pasa que queremos ser mejores, hacer más, ser más y conocernos más, hacer lo que nos haga estar orgullosos de nosotros mismos.

Ayudar a los niños es la mejor manera de cambiar el mundo y de paso cambiarnos a nosotros.

Tenemos la oportunidad de mejorarlos y hacerlos crecer, pero también, me di cuenta de que al hacerlo provocamos consecuencias positivas en nosotros, nos volvemos empáticos, entendemos más y mejor a los demás, nos sensibilizamos y adquirimos una visión mucho más clara y transparente de nuestro “deber ser”.

Los niños no se complican, prefieren ser directos porque no entienden de sarcasmos; son sencillos y no tienen miedo a ser rechazados cuando ofrecen cariño, por eso te abrazan sin preguntar, te quieren sin conocerte y te enseñan siquiera sin darse cuenta.

Si no lo haces por ellos, hazlo por ti.

Andrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s