NO ES PARA TANTO.

Sigamos diciendo que no es para tanto, sigamos pensando que es capricho y exageración, sigamos reprimiendo movimientos que intentan concientizar, sigamos buscando justificaciones que señalen estas tragedias como acusaciones radicales.

Sigamos escogiendo presidentes que no sepan ni siquiera contestar adecuadamente ante la prensa, presidentes sin tacto ni empatía, sigamos callándonos cuando alguien cuestiona nuestras creencias o convicciones, sigamos sin investigar, sigamos ignorando las imágenes y las historias porque “están muy fuertes”, sigamos sin escuchar, sigamos pensando que la solución está en no salir de noche, cargar pistola para defendernos o simplemente llevar el vestido un poco más largo.

Sigamos, mientras vemos como también siguen llegando noticias de niñas traumatizadas y mujeres descuartizadas. Esto no es una guerra de sexos o una lucha por simple acreditación, esto es un problema que cree tener el poder de tomar nuestras vidas después de degradarlas.

Pero sigamos, sigamos viendo como se alarga la cuenta y esperemos que nadie se sienta con el derecho de agregar nuestro nombre a esa lista, pero si sí, no hay que preocuparnos porque todos dicen que no es para tanto.

Andrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s